Busqueda en Directorio Comercial

Colum-nas


Comportamiento Económico: Una Variable Humana



                                                                                              Ricardo Vega Bois

Durante el año 2002 nos vimos sorprendidos por la asignación del Premio Nobel de Economía a dos científicos, académicos norteamericanos. Por una parte, Daniel Kahneman, desde la Universidad de Princeton (Nueva York) incluyó el análisis del comportamiento humano, tanto grupal, como individual, como variable de fuerte incidencia en la direccionalidad del comportamiento económico general, probando con amplitud la importancia de esta variable, hasta ese entonces aún considerada tangencial.
La influencia del factor sociológico en el comportamiento humano y por ende en las actividades que éste desarrolla ha sido siempre aceptado, incluso por las ciencias económicas, es más esta ciencia se autodefine como “ciencia social (sociedades) de los recursos escasos para satisfacer necesidades”.  Lo novedoso de los estudios del profesor Kahneman es el haber incorporado métodos de la psicología, reforzando (y potenciando la valorización) de la variable comportamiento (sicológica) del consumidor, obligando a replantear, en muchos casos la orientación y tratamiento de la oferta.
Por otra parte, Vernon L. Smith introdujo en su estudio la representación empírica de laboratorio, lo que al reproducirse condiciones y variables lleva ha esta ciencia más allá del análisis teórico tradicional
El trabajo en laboratorio permite experimentar, probar, rehacer, modificar, etc. teorías y postulados en diferentes campos, sobre la base de la experimentación directa con elementos y componentes, los cuales son manipulados en un ambiente controlado, permitiendo cambiar (“jugar”)  variables de acuerdo a procedimientos estándares y otros innovadores, según el objeto y objetivo del experimento.
El trabajo del Profesor Smith representó reglas de mercado y comportamiento en forma empírica, en un ambiente preparado (controlado) para ello, lo cual es asimilable al trabajo de laboratorio de otras ciencias.
Con ello postula que pueden probarse reglas de los nuevos mercados como en un túnel aerodinámico de laboratorio. Su mérito (uno de sus) es haber introducido el campo de la investigación a la Economía desde una óptica experimental, es decir aislada de los mercados objetivos en su etapa primaria.
Si consideramos que quienes tenemos la misión de enseñar y representar realidades empresariales en el aula siempre quedamos con un dejo de duda e insatisfacción al pensar que la realidad siempre superará nuestras teóricas representaciones, este estudio nos demuestra que si preparamos y adecuamos apropiadamente nuestras presentaciones podremos obtener resultados óptimos y un cabal cumplimiento de objetivos.
La tecnología hoy nos permite crear desde simulaciones de negocios hasta lo que podemos llamar empresas virtuales con grados de exactitud y representación excelentes.
Los costos de generar estos ambientes simulados serán los tradicionales de las plataformas informáticas, es decir los de las etapas de estudio, Implementación, mantención y control, pero los beneficios serán los de tener laboratorios adecuados de simulación y poder entregar una formación de excelencia acorde a los desafíos de los nuevos tiempos.
El hecho de romper, reconocidamente, las visiones tradicionales de la economía, mérito de ambos galardonados, permite visualizar esta ciencia desde ópticas más amplias. Es un reconocimiento a la transversabilidad de la economía y nos indican caminos que debemos atrevernos a explorar.
Innovación es la tarea. Innovación Educativa de la mano con la Innovación Tecnológica aplicada al aula y al servicio de los profesionales del mañana. Todo un reto que nuestra Universidad ya se prepara con algunos interesantes proyectos, a asumir prontamente, generando hoy las condiciones que el futuro ya inmediato nos demandará.




 
Encuesta de Opinión