Busqueda en Directorio Comercial

INternacional


Colombia se moviliza para pedir la libertad de los secuestrados

Un guerrillero de las FARC deserta con dos rehenes que tenía a su cargo

Johan es un muchacho colombiano de 10 años que no conoce a su padre, secuestrado por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuando todavía no había nacido. Ayer fue el protagonista de una de las marchas multitudinarias que recorrieron las calles de Colombia para reclamar la liberación de las 2.800 personas cautivas, algunas desde hace una decena de años. Johan leyó un mensaje en una concentración en el departamento de Nariño. Si liberan a los secuestrados, podré conocer a mi papá, dijo el chaval.

"Un solo grito por la vida y la libertad" fue la consigna que recorrió el país, en la tercera jornada de protesta que se realiza en Colombia en los últimos dos meses, con el respaldo de varias organizaciones sociales y de familiares de secuestrados. Las dos movilizaciones anteriores expresaron la solidaridad masiva de la ciudadanía con las víctimas de las FARC y de los grupos paramilitares. Las manifestaciones recordaron la preocupante situación de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, secuestrada desde hace seis años.

La misión humanitaria francesa, con apoyo suizo y español, para prestar atención médica e intentar una eventual liberación de Betancourt y otros secuestrados seriamente enfermos, no ha dado hasta ahora ninguna señal de que puede llegar a buen puerto. Las FARC no han contestado a la iniciativa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el escepticismo va en aumento, según se desprende de las últimas declaraciones de Astrid Betancourt, hermana de la secuestrada, y del presidente venezolano, Hugo Chávez, buen interlocutor de la guerrilla colombiana. Los dos expresaron serias dudas de que la misión francesa pueda lograr la liberación de algún secuestrado.

La senadora Piedad Córdoba, que junto a Chávez medió en la liberación de seis secuestrados en los últimos meses, mostró ayer un vídeo que le entregó la guerrilla para mostrar que el congresista Óscar Tulio Lizcano, en poder de las FARC desde hace más de siete años, sigue vivo. Rodeado de cuatro guerrilleros armados, el secuestrado lee un mensaje dirigido al presidente colombiano, Álvaro Uribe, a quien pide que no intente un rescate militar. Lizcano también solicita la intervención de Hugo Chávez: "Haga lo que pueda para sacarnos de aquí, donde nos estamos pudriendo".

En el departamento de Nariño, un guerrillero de las FARC desertó con dos secuestrados que tenía a su cargo, según informó ayer el defensor del pueblo, Álvaro Vallejo. El guerrillero se presentó ante la misión del Comité Internacional de la Cruz Roja cerca de Pasto, la capital departamental, con John Jairo Perea y Juan Carlos Bernal, dos empleados de una empresa multinacional que fueron secuestrados hace dos años con fines de extorsión.

 

 

 

www.puentealtonline.cl

Encuesta de Opinión